“El Que Canta, sus Males Espanta”

Ay….ay…. ay.ay.ay… canta y no llores, porque cantado se alegran cielito lindo los corazones

 

Este fragmento de la canción popular mexicana Cielito Lindo, captura el espíritu de blog de esta semana.

 

Todos intuitivamente sabemos, y lo hemos experimentado alguna vez: cantar o simplemente escuchar música, tiene un efecto inmediato en nuestras emociones y estado de ánimo.

 

Cantamos por alegría, y por amor. También cantamos por tristeza, y desamor.

 

Hay música para todo momento. Música que nos energiza, nos inspira y nos une íntimamente a otros. Hay música que nos invita a bailar, mientras otra nos invita a reflexionar. Y también hay música para acompañar en nuestros momentos de tristeza o melancolía.

 

Además, la música es un excelente antídoto contra el estrés, la ansiedad, y otras emociones “toxicas”. De hecho la “buena” música es capaz, no solo de eliminar instantáneamente emociones “toxicas” sino también producir un profundo sentido de bienestar, paz y alegría.

 

En fin, la música es un extraordinario instrumento que del que disponemos aumentar nuestra alegría, felicidad y bienestar personal.

 

No importa si no tenemos una voz como la de Vicente Fernández, Luciano Pavarotti, Madonna, Violeta Parra o Carlos Gardel. De todos modos, y a un a pesar de ello, podemos sentir el placer y la alegría de cantar nuestras canciones favoritas.

 

Investigaciones recientes la Psicología están corroborando los que nuestros ancestros ya sabían intuitivamente: “el que canta sus males espanta”. En otras palabras,  acto de cantar y escuchar o simplemente tararear nuestra música favorita tiene un efecto positivo en nuestro estado de ánimo, y en nuestro bienestar general.

 

Fred Bryan, y sus colegas han demostrado, que cuando cantamos o simplemente escuchamos nuestra música favorita invocamos automáticamente las memorias y las emociones asociadas a esa canción y así “revivimos” esos momentos como si estuvieran ocurriendo en el momento presente. Es por esto que recomiendan que una forma fácil y divertida cultivar nuestra felicidad y alegría en el presente,  es escuchar música y cantar canciones que nos recuerdan eventos positivos y concentrarnos en disfrutar y “saborear” las memorias que nos producen.

 

También han encontrado que: El cantar y escuchar música que nos es agradable, produce un placer inmediato ya que estimula el área del cerebro que regula el placer. Cantar, silbar o simplemente tararear una canción tiene un impacto positivo inmediato en nuestro estado de ánimo. Cantar ayuda reducir y eliminar la tensión y el estrés.  Pero, mucho ojo, lo mismo ocurre con la música o canciones que nos recuerdan eventos tristes, o desagradables: estos tienen el poder de hacernos “revivir” esas emociones y sentimientos negativos, y con esto disminuir nuestra felicidad en el momento presente.

 

Tú puedes hacer de la música una forma divertida y agradable para sentirte bien. Ahí van unas recomendaciones:

 

 

  • Inicia tu día con música: escucha música por la mañana que te da energía, te llene de entusiasmo y que establezca un buen tono para comenzar tu DIA.

 

  • Por la noche, escucha música que te haga revivir los momentos relajantes y placenteros de tu día y así disfrutaras de nuevo la vivencia positivas del día.

 

  • Si usas despertador o alarma, prográmala para que te despierte música alegre.

 

  • Canta, silva o simplemente tararea una canción alegre durante la ducha.

 

  • Durante el desayuno, escuchas música que te levanta el animo, te da alegría y te de energía.

 

  • Si manejas a tu trabajo, cierra la ventanilla y canta, silva o simplemente tararea a todo pulmón tu canción favorita.

 

  • Durante las horas de trabajo, si te es posible, escucha música que te relaje, motive y te de energía.

 

En fin utiliza la música, y el canto en todo momento como una forma fácil y divertida para eliminar emociones “toxicas” y aumentar sentimientos de felicidad, alegría, y bienestar en tu vida. Y RECUERDASI CANTAS silvas o tarareas tu música preferida TUS MALES ESPANTAS

 

Entonces, cantemosle a la vida !!!! 

 

Hasta la proxima  

 

Raúl Rojas

Anuncios

9 comentarios en ““El Que Canta, sus Males Espanta”

  1. Hace unos años, cuando la vida era más dura, la gente cantaba todo el dia, me dice siempre mi madre. Entonces había poca comida, el trabajo era durisimo, se trabajaba de sol a sol, y no tenían ninguna de las comodidades que tenemos actualmente. Yo suelo cantar bastante, a veces comienzo a cantar sin muchas ganas y poco a poco mi estado de animo va cambiando hasta sentirme más alegre. Teneis toda la razón. Cantar y escuchar música es un antidepresivo, ansiolitico natural y da mucha felicidad.

    1. Montserrat,

      Gracias por leer y compartir tu experiencia en mi blog. Me inspira el saber que las ideas que plasmo en este medio tiene un valo practico en las vidas de personas como tu.

      Sinceramente,

      Raul R

  2. Interesante, yo vivo escuchando musicaa para darme energia, especialmente cuando trabajo; el silencio me pone mas aleerta a cualkier ruido que se genera a varios metros de mi, y eso em desconcentra de mi trabajo que es en el area creativa, en cambio escuchando musica me aislo de las distracciones y me concentro de manera agradable.

    Bueno, Saludos, muy buen blog

    1. Hola Natalia, me da guto escuchar que la musica tiene ese poder en tu vida y te invito a que te sigas contagiando de la magia y de la musica y su beneficions la salud y bienestar personal. Que tenga un dia feliz RR

  3. Es exelente genial la apresiaciòn de la mùsica ya que desde el bientre de nuestras madres escuchanos mùsica, como los latidos del corazon.

  4. Vivo en Madrid hace 11 años, soy Argentino, tengo 41 años, desde toda mi vida, he cantado (soy malisimo, hasta yo me doy cuenta que desafino!!), hable de mi nacionalidad, por el hecho de que siempre he cantado porque lo he mamado de mi entorno, silbar en la calle, cantar cantitos de cancha (del estadio), la musica con la que me enamore de mi primer amor, con la que nacio mi hija, con la que nacio la segunda!! Pero en Europa la gente no canta en la calle, no silba!!! no le chifla a una chica!!! Los latinos tenemos ese swing en la mente para adaptarnos a los que nos toca!! (lo comico es que los europeos fueron los que emigraron para alla y nos llevaron esa cultura)!! Hay que vivir con el corazon!! vivir y amar vivir!! Dar Gracias a Dios por estar VIVOS, que mejor manera que cantando (En estos momentos la estoy pasando muy mal emocionalmente por una ruptura, sin embargo la musica acompaña mis dias, me da energia!! lo mismo que el deporte, que no dejo un dia sin practicarlo!!!) Gassho!! Namaste!!

  5. Si…bonitas historias vuelven a renacer cuando cantamos una canción, nuestra niñez, me acuerdo que estaba mucho de moda Pedrito Fernandez y su mochila azul, timbiriche, Enrique y Ana, cuando salió el festival juguemos a cantar….el pasado, los amigos de la escuela, el primer amor, nuestros padres aún jovenes, en cada época surgen nuevas generaciones de música pero la generación en la que yo viví sin duda no la cambio por nada, en mi vida actual yo me desestreso cantando y de verdad es una terapia que se le recomienda a todo el píblico conocedor y que ama la música….como yo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s